Lipotransferencia Facial

Un enfoque regenerativo para rejuvenecer y esculpir el rostro utilizando grasa propia del paciente.

¿Qué es la lipotransferencia facial?

La lipotransferencia facial, también conocida como transferencia de grasa facial o injerto de grasa, es un procedimiento cosmético que utiliza la grasa del propio cuerpo del paciente para rellenar áreas del rostro que han perdido volumen debido al envejecimiento, la pérdida de peso o factores genéticos. Este método ofrece resultados naturales, mejora la textura de la piel y proporciona volumen en áreas como los pómulos, los surcos nasolabiales, los labios y las ojeras.

¿Cómo se hace una lipotransferencia facial?

El proceso implica tres pasos principales: la extracción de grasa de una parte del cuerpo mediante liposucción, la purificación de esa grasa y, finalmente, su inyección en las áreas faciales específicas que requieren volumen o corrección.

Resultados esperados del procedimiento

Los resultados son visibles inmediatamente, con mejoras adicionales a medida que la hinchazón disminuye y la grasa transferida se integra con los tejidos faciales. Una parte de la grasa inyectada se reabsorberá en los primeros meses, pero aproximadamente el 50-70% permanece, proporcionando resultados duraderos. Además de añadir volumen, la transferencia de grasa puede mejorar la calidad de la piel, gracias a las propiedades regenerativas de las células madre presentes en la grasa.

Proceso de recuperación de la lipotransferencia facial

La recuperación de una lipotransferencia facial es relativamente rápida y con molestias mínimas. Los pacientes pueden experimentar hinchazón y moretones tanto en las áreas de extracción como en las áreas faciales tratadas, que generalmente disminuyen dentro de las dos primeras semanas. La mayoría puede retomar sus actividades normales en pocos días, aunque se recomienda evitar el ejercicio intenso durante al menos 2 semanas.

Riesgos del procedimiento

Incluyen infección, asimetría, reabsorción irregular de la grasa y, en raras ocasiones, formación de nódulos. Sin embargo, siendo un procedimiento que utiliza material biológico del propio paciente, se reduce significativamente el riesgo de reacciones alérgicas o rechazo.

Preguntas frecuentes

Sobre la lipotransferencia facial

Se realiza bajo anestesia local o sedación, minimizando el dolor durante el procedimiento. Posteriormente, puede haber una leve molestia que se maneja con medicación para el dolor.

Aunque una parte de la grasa se reabsorberá en los primeros meses, el volumen restante puede durar varios años, siendo los resultados relativamente permanentes.

Los resultados finales suelen apreciarse después de 3 a 6 meses, una vez que ha ocurrido la reabsorción inicial de la grasa y la hinchazón ha disminuido por completo.

Sí, a menudo se combina con otros procedimientos, como el lifting facial o la blefaroplastia, para optimizar el rejuvenecimiento facial.

En casos donde la reabsorción es mayor de lo deseado, se pueden programar sesiones adicionales de inyección de grasa para lograr el volumen y el contorno objetivo.

PROCEDIMIENTOS