Gluteoplastia con Implantes

Un procedimiento para mejorar la forma y el tamaño de los glúteos.

¿Cómo se hace una gluteoplastia con implantes?

El procedimiento consiste en la colocación quirúrgica de implantes de silicona específicamente diseñados para los glúteos. Los implantes pueden ser colocados debajo del músculo glúteo mayor (intramuscular) o encima de este y debajo del tejido conectivo (subfascial), dependiendo de la anatomía del paciente y los objetivos deseados.

Resultados esperados del procedimiento

Los resultados de una gluteoplastia con implantes son inmediatamente visibles, aunque la forma final y los resultados se aprecian mejor una vez que la hinchazón ha disminuido y los tejidos han sanado, generalmente después de varios meses. Los implantes ofrecen un aumento permanente en el volumen y una mejora en la forma de los glúteos, contribuyendo a una mayor satisfacción con la imagen corporal.

Proceso de recuperación de la gluteoplastia con implantes

Tras la cirugía, es común experimentar dolor, hinchazón y moretones, que se manejan con medicamentos para el dolor. Se recomienda evitar sentarse directamente sobre los glúteos o acostarse boca arriba durante aproximadamente dos semanas para minimizar la presión sobre los implantes. La mayoría de los pacientes pueden retomar actividades cotidianas ligeras después de unas pocas semanas, aunque la recuperación completa y la reanudación de actividades físicas intensas pueden tomar hasta varios meses.

Riesgos del procedimiento

Los riesgos incluyen infección, sangrado, asimetría, desplazamiento de los implantes, y la necesidad de cirugías adicionales. También hay un riesgo de seroma (acumulación de líquido) y complicaciones relacionadas con la anestesia. La discusión detallada con el cirujano sobre estos riesgos es esencial antes de decidirse por el procedimiento.

Preguntas frecuentes

Sobre la gluteoplastia con implantes

Los implantes glúteos están diseñados para ser permanentes, aunque pueden requerir reemplazo o ajuste debido a cambios en el cuerpo o preferencias personales a lo largo del tiempo.

Sí, a menudo se combinan con otras procedimientos de contorno corporal, como la liposucción, para optimizar los resultados estéticos.

La actividad física ligera se puede reanudar gradualmente después de unas semanas, pero se recomienda esperar al menos dos meses para ejercicios intensos o que involucren directamente los glúteos.

El desplazamiento de los implantes requiere una intervención quirúrgica para reposicionarlos o reemplazarlos. Seguir cuidadosamente las instrucciones postoperatorias puede minimizar este riesgo.

La elección del tamaño de los implantes se realiza en consulta con el cirujano, considerando la estructura corporal del paciente, la elasticidad de la piel, y los objetivos estéticos personales.

PROCEDIMIENTOS