Cirugía Bariátrica | Gastrectomía en Manga o Sleeve

Una solución efectiva para la pérdida de peso a largo plazo.

¿Cómo se hace un sleeve gástrico?

La cirugía de sleeve gástrico consiste en la remoción de aproximadamente el 80% del estómago, dejando una porción tubular o “manga” que conecta el esófago con el intestino delgado. Al reducirse drásticamente el volumen del estómago, disminuye la cantidad de comida que este puede contener, facilitando la pérdida de peso.

El procedimiento se realiza generalmente bajo anestesia general y a través de cirugía laparoscópica, lo que implica hacer pequeñas incisiones en el abdomen.

Resultados esperados del procedimiento

Los pacientes pueden esperar una pérdida de peso significativa en los 12 a 18 meses posteriores al procedimiento. Además de la reducción de peso, la cirugía puede mejorar o resolver condiciones relacionadas con la obesidad, como la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, la apnea del sueño y el colesterol alto.

Proceso de recuperación del sleeve gástrico

El tiempo de hospitalización suele ser de 2 a 3 días, y la recuperación completa puede llevar varias semanas. Se prescribe una dieta líquida inicialmente, seguida de una transición gradual a purés, alimentos blandos, y finalmente, a una dieta normal reducida en calorías. Es fundamental seguir las indicaciones dietéticas y nutricionales del equipo médico para asegurar una recuperación óptima y una pérdida de peso efectiva.

Riesgos del procedimiento

Aunque la gastrectomía en manga es generalmente segura, como cualquier cirugía mayor, conlleva riesgos. Estos pueden incluir complicaciones tales como infecciones, sangrado, problemas con las suturas o grapas, y en raras ocasiones, problemas nutricionales a largo plazo.

Preguntas frecuentes

Sobre el sleeve gástrico

A diferencia de otros procedimientos bariátricos, la gastrectomía en manga es irreversible, ya que se retira una porción del estómago.

La pérdida de peso es más rápida en los primeros meses después del procedimiento, con la mayoría de los pacientes perdiendo entre el 50% y el 70% de su exceso de peso en el primer año.

Sí, dado que la capacidad del estómago para absorber ciertos nutrientes se ve reducida, la mayoría de los pacientes necesitarán tomar suplementos vitamínicos de por vida.

Inicialmente, la dieta postoperatoria comienza con líquidos claros, avanzando gradualmente a purés, alimentos blandos y, finalmente, a una dieta normal equilibrada, pero en porciones mucho menores.

El estómago puede expandirse ligeramente con el tiempo, pero siguiendo las recomendaciones dietéticas y de estilo de vida, se puede minimizar este riesgo y mantener la pérdida de peso a largo plazo.

PROCEDIMIENTOS