Mamoplastia de Aumento

Un camino hacia la confianza y la proporción deseada.

¿Cómo se hace una mamoplastia de aumento?

La cirugía de aumento de senos implica la colocación de implantes mamarios detrás del tejido mamario o debajo del músculo pectoral. Los implantes pueden ser de solución salina o de silicona y se eligen según las preferencias del paciente y las recomendaciones del cirujano, basadas en la anatomía y los objetivos estéticos de la paciente.

Realizada bajo anestesia general, la cirugía comienza con una incisión, cuya ubicación varía según el tipo de implante, el grado de aumento deseado, y la anatomía específica de la paciente. Las incisiones pueden realizarse alrededor del pezón (periareolar), en el pliegue debajo del seno (inframamaria), o en la axila (transaxilar). A través de esta incisión, se crea un bolsillo, donde se inserta el implante.

Resultados esperados del procedimiento

Los resultados de una mamoplastia de aumento son visibles de inmediato, aunque la forma final y la posición de los senos se asentarán en los meses siguientes a medida que la hinchazón disminuye y los tejidos cicatrizan. Los implantes ofrecen un aumento de volumen duradero, aunque pueden requerir reemplazo en el futuro debido a variaciones en la preferencia personal, cambios en el cuerpo o complicaciones.

Proceso de recuperación de la mamoplastia de aumento

El período de recuperación varía entre las pacientes, pero generalmente se recomienda reposo durante los primeros días después de la cirugía. Es normal experimentar dolor, hinchazón y sensibilidad en los senos, que se manejan con medicación. La mayoría de las pacientes pueden retomar el trabajo y actividades ligeras en una semana, aunque se aconseja evitar el esfuerzo físico intenso durante al menos un mes.

Riesgos del procedimiento

Incluyen reacciones a la anestesia, infección, cambios en la sensibilidad del pezón o el seno, dolor, formación de cicatrices, y el riesgo de contractura capsular (endurecimiento alrededor del implante). También puede haber necesidad de revisiones quirúrgicas en el futuro.

Preguntas frecuentes

Sobre la mamoplastia de aumento

Los implantes no están diseñados para durar toda la vida, pero pueden permanecer sin complicaciones durante muchos años. Se recomienda seguimiento regular.

La mayoría de las mujeres pueden amamantar después de una mamoplastia de aumento, aunque esto puede variar dependiendo de la técnica quirúrgica utilizada.

Sí, pero es crucial permitir que el cuerpo se recupere completamente antes de reanudar las actividades físicas intensas, generalmente después de 4 a 6 semanas.

La elección del tamaño del implante se realiza en consulta con el cirujano, considerando las proporciones del cuerpo, la elasticidad de la piel, y los objetivos estéticos personales.

Durante la consulta inicial, el cirujano evaluará tu salud general, discutirá tus objetivos estéticos, explicará las opciones de implantes y recomendará un plan de tratamiento personalizado.

PROCEDIMIENTOS