Plasma Rico en Plaquetas

Un tratamiento avanzado para promover la curación y el rejuvenecimiento utilizando el propio potencial de curación del cuerpo.

¿Cómo se hace un Plasma Rico en Plaquetas?

El procedimiento de PRP implica la extracción de una pequeña cantidad de sangre del paciente, la cual se somete a un proceso de centrifugación para separar el plasma rico en plaquetas de otros componentes sanguíneos. Este plasma concentrado, rico en factores de crecimiento y plaquetas, se inyecta luego en las áreas específicas del cuerpo o la cara para estimular la regeneración y reparación celular.

  1. Extracción de Sangre: Se toma una muestra de sangre del paciente, similar a un análisis de sangre rutinario.
  2. Centrifugación: La sangre se coloca en una centrífuga para separar el plasma rico en plaquetas de los demás componentes sanguíneos.
  3. Aplicación de PRP: El plasma concentrado se inyecta en las áreas de tratamiento utilizando agujas finas o, en algunos casos, se aplica tópicamente en combinación con técnicas como microneedling.

Resultados esperados del procedimiento

Los resultados del tratamiento con PRP pueden variar, pero generalmente se observa una mejora en la textura y el tono de la piel, una reducción en la apariencia de arrugas y líneas finas, y un aumento en la firmeza y elasticidad de la piel. En el caso de la regeneración del cabello, se puede observar un crecimiento mejorado y una disminución en la caída del cabello. Los efectos completos suelen ser visibles después de varias semanas y pueden requerir múltiples sesiones para lograr los resultados óptimos.

Proceso de recuperación del Plasma Rico en Plaquetas

l tratamiento de PRP requiere poco o ningún tiempo de recuperación. Los pacientes pueden experimentar enrojecimiento, hinchazón o moretones leves en el sitio de inyección, que generalmente desaparecen en pocos días. Se aconseja evitar la exposición al sol y el uso de productos irritantes en el área tratada durante un corto período después del procedimiento.

Riesgos del procedimiento

Dado que el PRP utiliza el propio plasma del paciente, el riesgo de reacción alérgica o infección es significativamente bajo. Sin embargo, como con cualquier procedimiento de inyección, existe un pequeño riesgo de infección, hematomas o irritación en el sitio de inyección.

Preguntas frecuentes

Sobre el Plasma Rico en Plaquetas

El procedimiento completo suele durar aproximadamente una hora, incluida la preparación y el tratamiento.

La molestia es generalmente mínima, aunque puede variar dependiendo de la sensibilidad individual y el área de tratamiento. Se pueden utilizar anestésicos locales para mejorar la comodidad del paciente.

Esto puede variar según los objetivos de tratamiento y la respuesta individual. A menudo se recomiendan múltiples sesiones espaciadas por varias semanas o meses.

Casi cualquier persona que busque mejorar la apariencia de su piel, reducir la caída del cabello o acelerar la curación de lesiones puede ser un candidato para el tratamiento con PRP. Sin embargo, es importante una evaluación individualizada.

PROCEDIMIENTOS