Circuncisión | Procedimiento Quirúrgico de Remoción del Prepucio

Una intervención común para mejorar la higiene y tratar problemas médicos del prepucio.

¿Cómo se hace una circuncisión?

La circuncisión se realiza cortando y retirando el prepucio del pene para exponer el glande. Este procedimiento se puede realizar a cualquier edad, aunque es más común en recién nacidos y niños por diversas razones, incluyendo preferencias culturales y beneficios higiénicos.

El procedimiento puede variar ligeramente dependiendo de la edad del paciente. En recién nacidos, se utiliza un dispositivo especial para guiar el corte y proteger el glande. En niños mayores y adultos, se realiza bajo anestesia local o general, haciendo una incisión circunferencial para retirar el prepucio. Luego, el borde del prepucio restante se sutura alrededor del glande.

Resultados esperados del procedimiento

La circuncisión reduce el riesgo de infecciones del tracto urinario, algunas enfermedades de transmisión sexual, y problemas relacionados con el prepucio, como la fimosis y la parafimosis. También facilita la higiene personal.

Proceso de recuperación de la circuncisión

El tiempo de recuperación varía; los recién nacidos suelen recuperarse en unos pocos días, mientras que los niños mayores y adultos pueden necesitar hasta dos semanas. Es común experimentar dolor, hinchazón y sensibilidad en el área operada durante los primeros días, lo cual se maneja con medicación para el dolor. Se recomienda mantener el área limpia y seca para prevenir infecciones.

Riesgos del procedimiento

Los riesgos son bajos pero pueden incluir sangrado, infección, y una posible insatisfacción con el resultado estético. En raras ocasiones, puede haber complicaciones con la cicatrización que requieran tratamiento adicional.

Preguntas frecuentes

Sobre la circuncisión

Durante el procedimiento, la anestesia minimiza el dolor. Posteriormente, se puede sentir dolor y molestias que se manejan con medicamentos.

La cicatrización completa puede tomar de una a dos semanas, aunque la sensibilidad puede disminuir gradualmente durante este tiempo.

Sí, la circuncisión facilita la limpieza del pene, lo que puede reducir el riesgo de ciertas infecciones.

La mayoría de los estudios no han encontrado diferencias significativas en la sensibilidad o la función sexual tras la circuncisión.

Mantener el área limpia, aplicar cualquier medicamento prescrito, y evitar la actividad física intensa hasta que la herida haya cicatrizado completamente.

PROCEDIMIENTOS