Láser CO2 | Rejuvenecimiento Facial Avanzado

Un enfoque innovador para restaurar la vitalidad de la piel.

¿Cómo se hace un procedimiento de Láser CO2?

El láser de CO2 funciona mediante la emisión de un haz de luz que se absorbe selectivamente por el agua en los tejidos de la piel. Este proceso vaporiza las capas superficiales dañadas de la piel, al mismo tiempo que calienta las capas subyacentes para estimular el crecimiento de nuevo colágeno. El tratamiento puede ser ajustado para abordar específicamente arrugas finas, cicatrices, manchas de la edad, textura irregular, y otras imperfecciones de la piel.

Realizado en un entorno clínico bajo anestesia local o sedación, dependiendo de la extensión del tratamiento, el procedimiento comienza con la limpieza de la zona a tratar. Luego, el dispositivo láser se pasa sobre la piel, donde emite pulsos cortos de luz que penetran la piel a diferentes profundidades. El tratamiento puede durar desde unos pocos minutos hasta una hora, basado en el área a tratar y el grado de corrección deseado.

Resultados esperados del procedimiento

Los resultados del láser de CO2 pueden ser significativos, con una mejora notable en la calidad y la apariencia de la piel. A medida que la piel se cura, se vuelve más suave, más firme, y más joven, con una reducción en la apariencia de arrugas, cicatrices, y manchas. Estos efectos pueden durar varios años, dependiendo del cuidado de la piel post-tratamiento y factores de estilo de vida.

Proceso de recuperación del Láser CO2

El tiempo de recuperación varía según la intensidad del tratamiento. Los pacientes pueden experimentar enrojecimiento, hinchazón y una sensación de quemazón similar a la exposición solar. Durante los primeros días, es esencial seguir una rutina cuidadosa de cuidado de la piel para facilitar la cicatrización, que incluye la limpieza suave de la piel y la aplicación de pomadas recomendadas por el especialista. La mayoría de los pacientes pueden retomar sus actividades normales dentro de 1 a 2 semanas, aunque la piel puede continuar sanando y mejorando en apariencia durante varios meses.

Riesgos del procedimiento

Los riesgos asociados con el láser de CO2 incluyen infección, cambios en la pigmentación de la piel, cicatrización, y, en casos raros, quemaduras. Es crucial seleccionar un profesional médico con experiencia en el uso de tecnología láser para minimizar estos riesgos.

Preguntas frecuentes

Sobre el Láser CO2

Mientras que la mejora puede ser visible poco después del tratamiento, los resultados finales suelen aparecer después de que la piel completa su proceso de curación, generalmente dentro de 3 a 6 meses.

Los pacientes suelen experimentar una sensación de calor durante el procedimiento, pero se minimiza con el uso de anestesia local. Post-tratamiento, puede haber una sensación de quemazón que generalmente se maneja con medicamentos para el dolor.

Una sesión típica puede durar entre 30 minutos y una hora, dependiendo del área tratada y la condición específica de la piel.

Aunque es efectivo para muchos, no es adecuado para todos los tipos de piel, especialmente para pieles más oscuras debido al riesgo de cambios en la pigmentación. La evaluación por parte de un especialista es esencial.

La recuperación completa puede tomar de 1 a 2 semanas, con posibles enrojecimientos residuales que disminuyen gradualmente en los meses siguientes.

PROCEDIMIENTOS