Dorsoplastia | Cirugía de Remoción de Piel del Dorso

Un procedimiento para mejorar el contorno de la espalda eliminando el exceso de piel y grasa.

¿Cómo se hace una dorsoplastia?

La dorsoplastia implica hacer incisiones en la espalda para acceder al exceso de piel y grasa que se desea remover. El cirujano extirpa este exceso y luego cierra las incisiones, lo que puede resultar en una reducción visible de la flacidez y un contorno de espalda más estético y definido.

Resultados esperados del procedimiento

Los resultados de una dorsoplastia pueden ser significativamente notorios y mejorar la apariencia de la espalda al remover el exceso de piel y grasa. Estos cambios pueden ayudar a mejorar la autoestima y la comodidad del paciente, permitiéndole usar una gama más amplia de ropa con mayor confianza. Los resultados son generalmente duraderos, siempre y cuando el paciente mantenga un peso estable.

Proceso de recuperación de la dorsoplastia

Después de la cirugía, es común experimentar hinchazón, moretones y molestias, que pueden ser manejados con medicación para el dolor. Los pacientes generalmente pueden regresar a sus actividades cotidianas en 2 a 4 semanas, aunque se recomienda evitar el levantamiento de pesos y el ejercicio intenso durante al menos 4 a 6 semanas. Se pueden prescribir prendas de compresión para ayudar a moldear la espalda y minimizar la hinchazón.

Riesgos del procedimiento

Como con cualquier cirugía, existen riesgos que incluyen infección, sangrado, formación de seromas (acumulación de líquido), cicatrices visibles y posibles cambios en la sensación de la piel. Es fundamental discutir estos riesgos con el cirujano antes de decidir someterse al procedimiento.

Preguntas frecuentes

Sobre la dorsoplastia

Idealmente, los candidatos son aquellos que han experimentado una pérdida de peso significativa y tienen exceso de piel en la espalda que no mejora con el ejercicio o la dieta.

El tiempo de cirugía puede variar, pero generalmente dura entre 2 y 4 horas, dependiendo de la extensión del exceso de piel y grasa a ser removido.

Aunque el procedimiento requiere incisiones, el cirujano se esfuerza por colocarlas de manera que puedan ser fácilmente cubiertas por la ropa.

Aunque algunos resultados son visibles inmediatamente, la hinchazón y los moretones pueden tardar varias semanas en resolverse completamente, y las cicatrices continuarán madurando y volviéndose menos visibles durante un año o más.

No, la dorsoplastia está diseñada para remover el exceso de piel y mejorar el contorno del dorso, no para funcionar como un método de pérdida de peso.

PROCEDIMIENTOS